Grutas La Floreña

Grutas La Floreña

Ubicadas en medio del campo, pues no están en la boca de alguna montaña, sino en las profundidades de la tierra, Ixtlahuacán ofrece a sus visitantes las Grutas de San Gabriel, también conocida como gruta “Teoyoztoc”, que en Náhuatl significa “cueva sagrada de los dioses”. Las Grutas de San Gabriel fue descubiertas en 1957 por cazadores, cuando una de sus presas cayó al pozo donde se encuentra la entrada, así descubrieron el hoyo que da acceso a la cámara principal. El lugar es digno de visitarse por la magia que envuelve su historia, su belleza y los secretos que sus paredes debe de guardar.

Al llegar es necesario primero bajar por unas escaleras de caracol que se instalaron recientemente, a través de un hoyo de tamaño mediano, el cual es recorrido por las enormes raíces de un árbol. A través del orificio, protegido por unas escaleras para poder introducirse a las impresionantes grutas, que se asemejan a una cascada hecha de minerales. El acceso es un tiro aproximadamente 15 metros, los cuales se descienden fácilmente para llegar a la cámara de más de 30 metros de fondo en donde las paredes están llenas de estalagmitas y estalactitas.

Al parecer, es sitio fue alguna vez un centro ceremonial, pues hacia abajo se observan unas escaleras de piedra que se cree fueron construidas en la época prehispánica con ese propósito. Sin embargo no se han encontrado vestigios arqueológicos.

Se recomienda llevar lámpara, ropa cómoda y zapatos adecuados para caminar, así mismo es recomendable ir acompañado por un guía especialidades. Para mayor información favor de llamas al 01 314 33 4 30 93.