Mezcal y la destilación prehispánica

¿Sabías que en Colima y el sur de Jalisco se destilaba Mezcal desde la época precolombina y que se sigue produciendo manera artesanal y son de los mejores mezcales de México?

Hasta hace muy poco, se creía que la tecnología para hacer bebidas destiladas había llegado con los españoles y que las comunidades prehispánicas sólo producían una bebida fermentada: el pulque.

Ahora sabemos que esta historia es mucho más rica, pues se ha descubierto la posibilidad de destilación prehispánica. Además, los indígenas hacían uso de la planta del mezcal no solo para obtener bebidas destiladas, también era útil como aliento, medicina, leña, para la elaboración de ropa, cuerdas y hasta como material de construcción.

Todo esto fue tan importante para los antiguos habitantes de Colima, que gran cantidad de vasijas cerámicas pintadas de mezcales fueron encontradas en áreas funerarias, acompañando para siempre a sus moradores.

MEZCAL Y LA DESTILACIÓN PREHISPÁNICA

Estudios arqueológicos en Colima y sur de Jalisco, han mostrado que, a diferencia de lo que se creía, con la tecnología prehispánica, si fue posible la destilación. Estos experimentos demuestran que las vasijas Capacha tipo bule y trífidas del Formativo Temprano (1500-1000 a.C.), encontradas en los alrededores de los volcanes de Colima por Isabel Kelly (1974) pudieron haber sido usadas para producir bebidas destiladas, esta posibilidad está íntimamente relacionada con otras evidencias arqueológicas registradas en la región: hornos de piedra prehispánicos para cocimiento de cabezas de agaves, la permanencia y antigüedad de las representaciones de la planta del mezcal pintadas en vasijas cerámicas desde hace por lo menos dos mil años, figuras elaboradas en barro modelado que muestran la cosecha de las cabezas de maguey y otras que sugieren el consumo de mezcales al mostrar parejas en situaciones ceremoniales bebiendo de recipientes demasiado pequeños para tratarse de bebidas fermentadas.

Estas investigaciones realizadas por un equipo multidisciplinario de mexicanos, han puesto en la mesa de discusión la posibilidad de que la destilación prehispánica es tan antigua como la primera del mundo localizada en China, con aproximadamente, 3,500 años de antigüedad. Esta evidencia biocultural cambia radicalmente la forma de ver una bebida tradicional, milenaria, y con un gran arraigo en nuestras comunidades; la revalorización de un pasado cultural que se sintetiza en una gota de mezcal.

EL ESPÍRITU DEL MEZCAL

En varios sitios arqueológicos de Jalisco y Colima se han encontrado vasijas tipo Capacha, nombradas así porque se encontraron cerca de la hacienda del mismo nombre, localizada al norte del valle de Colima. Utilizando réplicas de estas singulares vasijas, se ha comprobado que con la tecnología de esa época (jugo fermentado de mezcal, fuego, barro y cuerdas) fue posible obtener destilados alcohólicos, de la misma graduación que de los procesos actuales.

Los prehispánicos observaron que, durante el cocimiento de los frijoles en vasijas de barro con tapas, éstas funcionaban como vaporeras que condensaban el agua y el alcohol para precipitarse como un destilado.

Con base en este principio se diseñaron formas cada vez más eficientes hasta llegar al destilador capacha tipo bule en donde fue muy fácil colectar, en vasitos de barro, el preciado líquido embriagante en cantidades reducidas, por lo que se puede interpretar que esta bebida de los dioses fue sólo utilizada para fines ceremoniales y/o por ciertos grupos de élite.

Tags:, , , , , ,

Post Discussion

Be the first to comment “Mezcal y la destilación prehispánica”

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.