Colima, capital del estado con el mismo nombre, es reconocida al nivel nacional como La ciudad de las Palmeras, por las grandes extensiones de hojas verdes que podrás encontrar en los jardines y sus alrededores. La palabra Colima proviene del vocablo náhuatl Colliman, el cual tiene dos significados: lugar conquistado por nuestros abuelos y lugar donde domina el Dios del Fuego éste último como referencia al Volcán de Colima.

Su territorio se conforma por diez municipios, Manzanillo, Armería, Colima, Coquimatlán, Cómala, Cuauhtémoc, Ixtlahuacán, Minatitlán, Tecomán y Villa de Álvarez.

Colima queda comprendida en una derivación de la Sierra Madre del Sur, creando un clima caliente pero que puede ser fácilmente templado en el invierno y con mañanas frescas. La riqueza cultural de esta región plasma la originalidad, tradición, creatividad del auténtico espíritu colimense.

Dentro de los atractivos del municipio se encuentran diversos museos que cuentan la historia de la ciudad, conventos de la época prehispánica así como iglesias del estilo gótico, rincones históricos, eventos culturales, de recreación, folclore. Si de parque se trata, podemos encontrar el parque de la Piedra Lisa, el parque Regional Metropolitano o el Parque Hidalgo que nos invitan a pasar un rato agradable con jardines adornados con palmeras y con un cálido clima.

Incluso se puede visitar dentro de este estado, un lugar arqueológico conocido por sus pirámides y su importancia para la historia del estado de nombre, La Campana.

Si hablamos de la gastronomía, Colima ofrece una gran variedad de platillos desde una exquisita comida internacional hasta los más típicos y tradicionales platillos mexicanos con el toque que le da a su receta un estado cercano al mar. Dentro de los que podemos degustar son; el tatemado, chilayo, menudo, enchiladas, sopes gordos, sopitos, pozole blanco, pozole seco, tostadas. Si de tradición hablamos encontramos las ricas paletas de la Villa, ubicadas en los portales frente a la plaza de Villa de Álvarez o el típico ponche de Comala, que lo puedes encontrar de granada, tamarindo, cacahuate, entre otras frutas de la región. Todos estos deliciosos platillos se pueden encontrar en los muchos restaurantes tradicionales que ofrece la ciudad, muchos de ellos incluso con música en vivo.

Desde esta ciudad se tiene un acceso cercano al pueblo mágico de Cómala

También te puede gustar:

Dejar un comentario