Hace 38 años el sr. Medina Archundia inicio con una gran labor altruista, dar protección a las iguanas, comenzó con un par de ejemplares y actualmente se encuentran alrededor de 550.

Ramón Medina Archundia junto con su familia se estableció en un terreno pantanoso ubicado en la zona centro de Manzanillo, ahí plantaron árboles de guamúchil y colocaron un par de iguanas, con el tiempo el sr. Archundia ha rescatado Iguanas y las ha llevado a este lugar en donde se han ido multiplicando. El y su Familia se dedican a protegerlas y darles de comer, de esta forma colabora con la protección de esta especie que se ha visto amenazada por el hombre.

Religiosamente, a la una de la tarde, Archundia acude a los lugares donde venden fruta, y recoge las donaciones de los comerciantes del centro del Puerto, quienes regalan verduras y frutas para la alimentación de estos animales.

Los reptiles bajan de los árboles cuando escuchan los llamados de Archundia; más de 70 kilos de frutas y verduras son consumidas por los hambrientas iguanas.

El Iguanario Archundia está abierto al público, en este lugar podrá ver Iguanas que llegan a medir cerca de 2 metros de largo, que desarrollan exóticos colores.

También te puede gustar:

Dejar un comentario